FRITTATA CALABACIN Y CEBOLLA

Tortilla plana italiana
que se cuece lentamente en la sartén o en el horno y se dora en el grill lo que la diferencia de la española.
La he visto en uno de mis libritos de cabecera (1026 recetas de le Cordon Bleu) y sólo por las pinta he probado y repetiré porque me ha encantado¡¡¡.

INGREDIENTES (para una solita):

- 2 huevos.
- Una cebolla pequeña.
- Trocito calabacín laminado.
- Un par de cucharadas de agua.
- Una salchicha.
- Sal.
- Una pizca de albahaca.
- Un poco queso rallado (escogí mozarella que andaba solitaria por la nevera).

Piqué la cebolla finita (no sé cómo he vivido hasta ahora sin mi mandolina ;-)), unas láminas de calabacín y los puse en la sartén a dorarse con un chorrito de AOVE. Mientras se hacía, batí los dos huevos, le añadí dos cucharadas de agua, un poco de albahaca, sal y la mitad del queso mozarella. Cuando la cebolla ya estaba dorada añadí los palitos de salchicha hasta dorarlos, los saqué añadí los huevos y coloque encima los palitos de salchicha (para que queden más bonitos). Tapé hasta que se cuajo y metí en el horno unos minutos al grill (yo me quemé con el mango de la sartén así avisados quedáis).